Detalle noticia

Servicios Sociales subvenciona la nueva sala de integración sensorial de Astrade

La Asociación para la Atención a personas con Autismo y otros Trastornos Generalizados del Desarrollo (Astrade) cuenta con una nueva sala de integración sensorial. Este espacio, subvencionado por el Ayuntamiento de Cartagena, a través de la Concejalía de Servicios Sociales, ha sido inaugurado este martes, 17 de mayo, por la edil delegada de Servicios Sociales, Mercedes García.

El acto ha contado también con la presencia de la directora general de Astrade, Maite Jiménez; el representante de la comisión de familias de Astrade en Cartagena, Antonio Alcaraz; la coordinadora de la asociación en Cartagena, María José Meroño; la responsable de atención temprana, María José Ruiz; y la responsable de vida adulta, María Luisa Cerrato.

Mercedes García ha comenzado su intervención felicitando a “toda la familia de Astrade por este nuevo equipamiento terapeútico del que se van a beneficiar a los usuarios, mejorando su calidad de vida, su rendimiento escolar y sus relaciones con el entorno”.

La edil ha hecho especial hincapié en que el ser humano comprende el mundo que le rodea a través de los sentidos, como la vista, el oído, el tacto, el gusto o el olfato. Eso es lo que permite conectar con el entorno y le lleva a relacionarse tanto con los espacios como con los demás. Así, la integración sensorial integra y organiza todas las sensaciones que las personas experimentan de propio cuerpo y del exterior y permite generar una respuesta adaptada.

“Por eso, cuando la información sensorial le llega a una persona de una manera confusa, sobreestimulante o distorsionada es difícil poner atención, aprender y ejecutar acciones con cierto grado de habilidad, el niño requerirá de más esfuerzo para realizar actividades cotidianas, y obtendrá menor éxito y satisfacción al realizarlas. presentará como consecuencia dificultades en el aprendizaje”, ha explicado.

Los trastornos de integración sensorial, provocan disminución en la capacidad de atención y concentración, baja autoestima y disminución en las interacciones sociales con su entorno. Las personas con TEA pueden presentar dificultades en asociar estímulos que pertenecen a modalidades diferentes y que son presentados simultáneamente, aunque no todos tienen una disfunción de integración sensorial.

En este sentido, es importante recordar que la incidencia de personas con Trastorno del Espectro Autista (TEA) que tienen características sensoriales atípicas presenta un alto porcentaje y oscila entre el 45% y el 96%. “Gracias a la puesta en marcha de la sala de Integración Sensorial, los usuarios serán guiados a través de actividades que cambian sus habilidades para responder apropiadamente a la entrada sensorial y llevar a cabo una respuesta organizada y exitosa”, ha afirmado.

El papel que juegan tanto el terapeuta ocupacional, como la escuela y la propia familia es muy importante, ya que cuando la terapia de integración sensorial es exitosa, el usuario es capaz de procesar información sensorial compleja de una manera más eficiente que antes. Lo que puede tener importantes beneficios como el ajuste emocional, la mejora de destrezas de interacción social o mayor autoestima. De igual manera, también se traduce en adelantos en el desarrollo del lenguaje, que incidirán significativamente en las tareas escolares y en una mejor relación con los demás.

El Ayuntamiento de Cartagena, en el marco del II Plan Municipal de Discapacidad Cartagena Inclusiva, trabaja conjuntamente con las entidades de personas con discapacidad, como ASTRADE, colaborando en la coordinación, apoyo técnico y económico en proyectos de acción social, accesibilidad e inversiones, así como la cesión de espacios, locales e infraestructuras municipales para la prestación de sus servicios. Precisamente, fruto de este trabajo conjunto es la sala de integración sensorial con la que, desde hoy, cuenta la sede de Astrade